“Hay un plan de exterminio sistemático y planeado”

Para Marcha Patriótica no hay duda: hay un plan para atacar y matar a los líderes sociales y defensores de derechos humanos. Esta mañana han pedido acciones contundentes a la Fiscalía y la implementación inmediata de lo acordado en La Habana.

Marcha Patriótica ha denunciado hoy ante la Fiscalía General de la Nación que existe un “elemento sistemático” que busca acabar con ese movimiento.  La organización ha advertido de la existencia de “un nuevo genocidio político” y de la conformación y reactivación de grupos paramilitares que están directamente relacionados con los asesinatos a integrantes de la Marcha y a otros líderes sociales y que en las últimas 48 horas se ha saldado con cinco atentados y el asesinato de tres líderes.

A las puertas de la Fiscalía, integrantes de Marcha Patriótica han atendido a los medios de comunicación tras presentar el escrito y hacer un llamado al Gobierno para que no se niegue la sistematicidad de los ataques –124 asesinatos de integrantes de Marcha Patriótica en cuatro años- y se tomen acciones urgentes de investigación y protección. “A pesar de las reuniones con la Fiscalía, el Presidente o el ministro del Interior nos siguen asesinando de forma descarada”, se lamentó David Flórez (en la fotografía), vocero de Marcha Patriótica, quien también hizo un llamado a las instituciones para que responda política y judicialmente ante situaciones como las provocadas por las declaraciones de este fin de semana del alcalde de San Vicente del Caguán, Humberto Sánchez, quien acusó a uno de los líderes asesinados, Erley Monroy, y a los integrantes de la Asociación Campesina Losada Guayabero de ser integrantes de las FARC y de cometer extorsiones. Una vez más, Marcha patriótica alertó sobre la “estigmatización” a los líderes sociales y el riesgo en el que se deja a estos. Marcha Patriótica pedirá que se investigue la participación del alcalde en estos hechos.

“No dejen que nos maten, hay que defender la vida de los líderes sociales”, reclamó Gloria Inés Ramírez Ríos responsable de derechos humanos de Marcha Patriótica y exsenadora de la República, quien denunció que hay “un plan de exterminio sistemático y planeado”, que las muertes no son casuales ni espontáneas, porque todos los asesinados “son comprobados líderes defensores de derechos humanos, compañeros y compañeras todas, que han estado muy activos en lo que es la defensa de este proceso de paz”. “No queremos que Colombia vuelva a tener una Unión Patriótica”, dijo Ramírez, quien admitió que ahora hay una mirada internacional “pero el modus operandi es igual, son los mismos comportamientos o patrones” de lo ocurrido entonces.

La impunidad fue otra de las denuncias hechas públicas hoy por Marcha Patriótica, que asegura que tras los 124 asesinatos de sus miembros no hay “ni un solo indiciado, ni un solo capturado ni una persona condenada”. “La impunidad es del cien por cien”, precisó David Flórez quien admitió que no hay datos de implicaciones directas de los miembros de las Fuerzas del Estado, pero “por omisión” tienen una responsabilidad en lo que ha ocurrido y más cuando las agresiones se han producido en lugares “supremamente militarizados”. A Erley Monroy le asesinaron a cinco minutos del Batallón Cazadores, donde había presentado varias denuncias de amenazas. “Consideramos muy grave que la labor del viceministro del Interior, el señor Guillermo Rivera durante estos dos años, ha sido negar, quizás bajarle el tono a la preocupación, en vez de ser garante de derechos, lo mismo ha hecho el General Nieto”, indicó Flórez, quien lamentó que se están echando para atrás casos con pruebas.

Según Marcha Patriótica, el fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez, ha llamado a “enfrentar a los enemigos de la paz en Colombia” y ha asegurado que han sido designados 21 investigadores para resolver los recientes casos de asesinatos, agresiones y amenazas.

Durante la denuncia pública de hoy,  el movimiento social llamó especial atención sobre lo ocurrido en el Norte del Cauca, en límites entre el Meta y el Caquetá, en el Chocó, y en el departamento de Antioquia donde “hay nuevos grupos paramilitares” panfletos amenazantes y de la estigmatización de las asociaciones y líderes. Liset Montero, de la Red de Derechos Humanos Francisco Isaías Cifuentes, también se refirió a las “irresponsables” declaraciones de la alcaldesa de Policarpa, Claudia Cabrera, diciendo que el líder campesino asesinado Rodrigo Cabrera tenía antecedentes penales y que participaba en movimiento alguno.

Reclamó la implementación inmediata de los acuerdos de Paz de La Habana para dar seguridad y garantías a los líderes sociales, los integrantes de Marcha Patriótica y a las propias comunidades que están siendo objeto de señalamientos y de la presencia de hombres armados y panfletos de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia. Recordó que de agosto a noviembre se han producido nueve homicidios de integrantes de Marcha Patriótica en el Cauca y siete en Nariño.

 

Las FARC, por su parte, han reaccionado con vehemencia a este incremento de acciones contra líderes sociales . Si durante el fin de semana lo hacían a través de las redes sociales, hoy han dirigido una carta al presidente, Juan Manuel Santos, en la que le piden que se ponga “en el lugar de las organizaciones sociales victimizadas, o en el nuestro, y pregúntese ¿qué actitud asumiría usted frente a este río de sangre que amenaza con arrasar el proceso de paz que adelantamos? Y qué haría Usted, ante la reciente violación del cese al fuego que produjo la muerte de dos guerrilleros en el sur de Bolívar?”. Por eso le piden que “actúe en consecuencia poniendo punto final a este exterminio de inocentes cuyo pecado parece ser su pensamiento crítico y visión de nuevo país, implementando ya el acuerdo sobre garantías de seguridad”.

Para la guerrilla, que pide la implementación inmediata de los acuerdos suscritos con el Gobierno, para los responsables de “estos asesinatos selectivos y de carácter político (…) no hay, ni habrá acuerdo de paz alguno que les satisfaga, por bueno que este sea, porque lo que quieren es que la guerra continúe, para seguir acrecentando más privilegios y poder”.