ESPECIAL | 1996-2016: Las heridas de Riosucio

Retornar… así cueste más muerte

En las estribaciones del Bajo Atrato colombiano se sucede la reconstrucción de comunidades desplazadas por la guerra que entró en sus vidas en diciembre de 1996. Colombia Plural recorre el municipio de Riosucio, sus memorias, su construcción de futuro...

Los silencios de Riosucio

Veinte años después de la arremetida paramilitar, la disminuida población del casco urbano vive bajo el toque de queda paramilitar, la permanente ausencia del Estado, las palabras que no se dicen y la incertidumbre.

Riosucio quema en la memoria

El claretiano Emilio Gómez no olvida. Ni las fechas, ni los hechos, ni el profundo dolor. Este sacerdote de 78 años fue un símbolo de resistencia ante la embestida paramilitar y ahora, 20 años después, no puede ser optimista.

Las mentiras oficiales

Ejército y Policía consiguieron convencer a algunos medios de comunicación de que en Riosucio estaba ocurriendo lo que no estaba pasando. Estas fueron las mentiras oficiales.

Así nace una guerra

El Atrato desemboca en un mar de olvido, pero sus gentes tienen la memoria viva y recuerdan con precisión los hechos de una guerra que para todos comenzó un 20 de diciembre pasadas las 6 de la mañana.
Imágenes tomadas por Paul Smith en Pavarandó en 1997, durante los nueves meses en que 4.500 refugiados malvivieron en el municipio antioqueño.