El ESMAD arremete contra los opositores al fracking en San Martín

Unos 100 agentes del ESMAD contra unos 100 campesinos. Resultado: perdigones, gases lacrimógenos y “armas largas” contra la población que trataba de evitar la entrada de la multinacional Conoco Phillips.

Los vecinos de San Martín (Cesar) llevan meses luchando contra la concesión que el gobierno otorgó a la multinacional Conoco Phillips (80%) y a la nacional Canacol (20%) para buscar petróleo por el agresivo método del fracking en el sur del Cesar y en el norte de Santander. Hasta ahora, la Corporación Defensora del Agua, el Territorio y los Ecosistemas (CORDATEC) había logrado evitar que las empresas comenzaran la exploración del Pozo PicoPlata 1, pero hoy su resistencia ha sido doblegada con armas.

Todavía tosiendo y con problemas de respiración, Carlos Enrique Santiago, vocero de CORDATEC, contaba como “primero ha pasado la caravana de la empresa protegida por unos 100 agentes del ESMAD [Escuadrón Móvil Antidisturbios] y han tirado perdigones, atronadoras y gases… pero lo peor ha sido cuando venían de vuelta”. Los agentes han atacado con dureza a las 100 personas que cortaban desde este martes (imagen principal de la concentración antes de la represión policial) la vía de acceso al corregimiento de Cuatro Bocas. En un mensaje desesperado una de las mujeres pedía ayuda y relataba cómo había heridos y menores de edad en riesgo. Además, también anunciaba lo que Santiago confirmó: “hubo disparos con arma larga”.

Los manifestantes han estado casi una hora “secuestrados” en una finca junto a la vía, acosados por los agentes del ESMAD y con momentos de verdadero pánico. En un comunicado emitido este 18 de octubre, CORDATEc denunciaba ante la previsible intervención del ESMAD: “Estas acciones, demuestran la verdadera manera en que el Gobierno Nacional construye ‘Paz Territorial’: Mientras por un lado se sienta en La Habana a dialogar y llegar a un Acuerdo con las Farc que termine más de 50 años de guerra, por otro y en beneficio de las multinacionales y los intereses económicos, reprime y usa la violencia contra las comunidades que defendemos la vida, el agua, el territorio y los ecosistemas de la perversa locomotora minera”.

Carlos Andrés Santiago cuenta, mientras el golpeado grupo trataba de dirigirse al casco urbano de San Martín, que lo ocurrido hoy es “la confirmación de que van a militarizar la zona con tal que esta empresa haga fracking”. El pasado mes de diciembre, Mauricio de la Mora, presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) se felicitaba por haber conseguido que Conoco Phillips llegara al país e invirtiera 85 millones en la polémica técnica del fracking –una de las más agresivas con las fuentes hídricas-. “Conoco Phillips es una compañía gigante con experiencia en yacimientos no convencionales y estaba yéndose del país. El hecho de que tengamos la oportunidad de firmar un contrato adicional por primera vez sobre yacimientos no convencionales, representa un logro grandísimo. Eso significa que la normatividad que se está trabajando desde el Gobierno, con el derrotero para estimular el sector, ha funcionado”. Y para que funcione ha hecho falta ignorar a la comunidad y utilizar al ESMAD.

FRACKING_SANMARTIN (1)El pasado 25 de septiembre fueron 9.000 las personas que se manifestaron en el casco urbano de San Martín (municipio con 18.000 habitantes y cerca de 9.000 en su cabecera) en contra de este proyecto que afecta a los municipios de San Martín y Aguachica (Cesar) y Rionegro (Santander).

Carta Alcaldía 13septiembre - ESMAD (1)

Carta de la multinacional pidiendo la intervención del alcalde

El alcalde de San Martín, Saúl Celis Carvajal, había autorizado la intervención del ESMAD para permitir la exploraciones desde el pasado día 14 y, según relata el diario El Pilón “la resolución de la administración municipal, se da en respuesta a la presión de funcionarios del Ministerio de Minas, la ANH y la Procuraduría General de la Nación, y luego de la solicitud realizada al alcalde por parte de Conoco Phillips [Un dia antes, ver imagen de la carta]”. La alcaldía mantiene una posición muy diferente a la de la Gobernación, que está en contra del fracking.